sábado, 19 de diciembre de 2009

Ya hace tiempo…


Ya hace tiempo,

creía estar a un paso delante de lo que el destino me deparaba,

siempre convencido de que todo es un libre albedrío.

Y ahora…

Que calamidad…

¡Que discordancia!

Que contrariedad.


Siempre buscando un misterio en los misterios,

donde las cosas más absurdas, se les consideran enigmas.

Mirando más allá,

meditando,

meditando lenta y atentamente algunas señales.

Las señales, ¡las señales!


Las señales son de mi propio ingenio.

¿Mi propio ingenio?

¿Ingenio?......


Pues sí.

Ya todo ha estado escrito.

Todo se ha leído una y otra vez,

en multitud de tiempos,

de formas,

de espacios,

de estados y también en multitudes deformes y a deshoras.


Y se busca siempre en exteriores un reflejo,

un universo paralelo,

una especie de seguridad,



¡COMO SI LA PROPIA NO FUERA SUFICIENTEEE!


No hay comentarios:

Publicar un comentario