sábado, 15 de mayo de 2010

TODAVÍA



¿Me piden un poema?

Es regalo el canto

de mis ancestros

todavía viven

en mi sangre.

(Agonías, ocasos de hielo

inundan mis raíces)


Nuestro cielo, con sus dioses,

lo incendiaron.

Legiones de nubes

de ceniza

nos arrebataron el sol

y lo encadenaron

a un azul infame.


Nuestra tierra

esta porción de tierra

conmemora todavía

el sagrado canto

que la humedecía.



No hay comentarios:

Publicar un comentario