viernes, 25 de junio de 2010

8 y 18


Los fantasmas de mi habitación se esconden en mi reflejo, puedo verlos en el brillo de mis ojos. El reflejo de tu ausencia, la ausencia de los gritos, latidos incesantes. Amores absurdos, sentimientos de cristal. Se rompen, trato de unirlos, pero la vida sigue. Te busco entre los árboles, busco entre las rocas el brillo de tu pelo, pero solo encuentro gatos muertos. La música de tus susurros, es ahora una vana melodía que resbala entre mis dedos.
Los violines suenan, descubren tu miedo, te escondes entre sus cuerdas, pero la luna te ilumina, no puedes ocultarte, porque ahora yo te observo. Me acerco, pero tú te alejas. Te beso, pero eres de piedra, te miro, pero ya eres invisible.
La sangre que recorría tus venas es ahora solo la droga que calma las ansias de los vagabundos. Ahora todo llora....ahora todo sangra...Ahora, ya no hay nada...

Ahora solo ves como me ahogo en el mar de mis dudas...

Deja que te abracen los vestigios de la muerte…

No hay comentarios:

Publicar un comentario