martes, 22 de junio de 2010

Fundamentos para la transferencia de calor


Teniendo en cuenta que el hombre es de sangre caliente, se debe frotar suave y a no exponer a charlas, ni discusiones sin fin ni razón.


No se debe exponer a un cráter hacia el infinito, pues le volverá loco, y pensará....

no deberá acercarse a otro ser, pues copulará y enfermará, volviéndose un sexomano u ninfómana, y vivirá.


En situaciones de extremo calor, exprimir hasta enfriar, luego dejar pensar coherentemente, para encontrar el centro de él mismo con el todo, desatando su cólera y recibiéndola con suma pasión.


Dejad volar, dejad que nos de calor la vida, la vida solitaria, que nos de calor la soledad, para dejarla como mujer amada. Que su calor nos deje ver la dedición del todo con nosotros, y porqué se fue. Que nos lleve a la nada, para saber donde estar, para conocer a los hombres con calor infinito. Que se mude con nosotros, para saber que la realidad son mil cosas, mil cosas incontables.


Que explote, para vivir nada, saber nada, y nada. Así soñaríamos que alguien está soñando con nosotros, mientras sueña que estoy soñando que alguien me está soñando. Sabríamos el lugar y porque regresar, para no pensar, pues el pensar solo deja lo terrorífico de la realidad....



No hay comentarios:

Publicar un comentario