jueves, 17 de junio de 2010

Vals del Vacío

Las palabras no salen de la boca de los inocentes. La guerra les quita los dientes, los deja ciegos...pero el sonido de la sangre y de los gritos aún suena cuando caen las lágrimas a los escombros.


Y yo solo espero...


Espero el coro de las gaitas, el canto de las rosas...espero la caricia de tus notas.
Abres mi puerta a tu laberinto. Entro temerosa mientras las ramas de los árboles desgarran mi vestido y dejan al descubierto mi piel cósmica.
Cierro los ojos y trato de salir de este sueño; pero las sonrisas de los gatos siguen tatuadas en mis párpados y las raíces de los arbustos me agarran los tobillos...


Y yo solo espero...


Espero morir, espero caer, espero que la tinta se seque; pero aún siento húmedas mis manos.
Me hundo en un río de espejos, mero no logro ver mi reflejo en las virutas diamantinas que me ahogan. Alcanzo tu mano, y veo tu sonrisa. Te arrastro hacia las sombras más profundas de tu pasado.


Y yo solo espero...


Ahora solo soy hojas, hojas que caen con las brisas otoñales, hojas que giran, hojas que gritan....hojas que viajan al son del suspiro de las musas enamoradas...



No hay comentarios:

Publicar un comentario