jueves, 12 de agosto de 2010

El Gran Viaje

Pronto muy pronto llegara mi hora;
pronto muy pronto la de ustedes también.
Todo quedara reducido a carne y hueso,
Y la esencia divina solo a putrefacción.


Pronto muy pronto todo tornara oscuro
y en los brazos de la muerte me dispondré a dormir,
mi cuerpo será el banquete de gusanos y moscas,
de insectos que odiaba y hoy me acompañan en mí morir.


Pronto muy pronto seré solo recuerdo y lo mismo ustedes serán para mi.
Pronto muy pronto arderé en la llamas yaceré en cenizas
porque polvo soy y porque polvo fui.


Ríe pequeño cráneo pues aun no has entendido
que ahora todo ha llegado a su más temido fin,
que la oscura esencia te ha abierto la puerta
para ya mas nunca dejarte Salir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario