viernes, 30 de diciembre de 2011

Quizá solo sea otra pesadilla.

“Despierta y la densa niebla lo colma todo, su gran rugido llega al final del imperio que construyó con la sangre de sus enemigos.”

Bodas en el infierno

Damián Luna


Aunque los chulos sigan picando la tapa de alcantarilla descubriendo el secreto,

Aunque muera con la madre ciudad y su abuela la tierra,

Aunque no me encuentre en mis mejores condiciones,

Aunque sé que cuando llegue al fondo de este abismo me reventare,

Aunque no pare de sangrar,

Aunque mis oídos perciban ultrasonidos,

Aunque los extraterrestres me hayan dado otra oportunidad,

Aunque me desdoble cada vez que paso un día con mucha emoción,

Aunque la ruleta siga girando en invertebrados finales apocalípticos,

Aunque siga solo por la senda y mi esposa me pida el divorcio,

Aunque mi hijo me cuide la espalda,

Aunque tenga que repetirme los libros de literatura para tener mayor certeza de su etérea finalidad,

Aunque haya decidido perder antes de competir,

Aunque el destino me volvió una víctima más y la casualidad su esencia,

Aunque nunca nos encontremos,

Aunque no nos alcancen las vidas para conocernos,

Aunque a veces siento que no puedo cargar más este cuerpo,

Aunque las flautas del órgano revienten mis tímpanos,

Aunque diga y no diga,

Aunque viva en tormentas de arena y granizadas tropicales,

Aunque me descomponga la realidad,

Tengo la certeza de que mis pensamientos hechos lenguaje literario digital colapsaran con la mega-red el día del caos cibernético, no sé cuándo, ni que lo ocasionara, no sé cómo ni que sucederá, solo pasara, como pasan los tsunamis, los terremotos, las tormentas, los tornados, los ciclones, los huracanes, así como las montañas derraman el núcleo que mantiene la vida y la muerte, la información se transformara en unos y ceros, letras, imágenes, logos, símbolos….. serán indescifrables para volver a empezar, quizá más fríamente calculado que nunca, quizá igual de prepotente, quizá se acabe en implosión, quizá no pase mientras exista, quizá solo sea otra pesadilla.

lunes, 26 de diciembre de 2011

La sociedad de la ficción y las vacas.

El endemoniado grupo de vacas que comen bits, comen Wikipedia. Loras obtusas de la minucia que vomitan lo audiovisual en documentales que “concientizan”. Batracios del individualismo en la iconografía del artificioso maquillaje virtual y de la adulación de escrotos. ¡Mentira! La sociedad de la ficción es el abismo entre la virtuosidad de una foto y el adiposo de los poros abiertos y de los puntitos blancos del desodorante en el sobaco, y las estrías en el culo como ríos de una oratoria: yo soy la foto, el cuerpo es un excremento andante. Y todos aletargando el cloroformo de su final, apaciguándolo con cualquier pachulí de un norte, salen las vacas con lienzos y metáforas, la caterva adoquinada de arte, buchiplumas en el parque alardeando ser artistas… qué salgan en masa los artistas y se diviertan con verdades de Perogrullo, de la conceptualización del relleno sanitario de la India, púdranse y ampútense las manos por dignidad. Me cago como una coprofilosofía en el humanismo hilarante de la modernidad. Mamertos dogmáticos, adalides de la verdad con su contradiscurso tan insulso, y bastardos en la cuantificación de señalar a los enemigos… pero esta caterva de bípedos de involución de la paranoia, señalan su anacronismo de vomito, señalan a Norteamérica, señalan la explotación del estado. Me cago en sus discursos trasnochados de una evidencia tan perceptible para un dragón de Komodo.

Comen como vacas y cagan como la caterva de otra raza de vacas. Maldita modernidad llena de parlanchines en la deidad de la verdad. Cuánto se luchó para que se dijera: La libre opinión. Para que llegaran las vacas y volvieran un mierdero con sus opiniones, por eso la sociedad de la ficción mató y mató a la palabra, la prostituyeron, y la opinión ya es mejor dejarla en el presentismo de un foro, una red social, por lo cual no vale ni mierda. Me cago en las vacas que comen y comen en ese contradiscurso de ser salvadores de la humanidad, postrados en la aleatoriedad de un clic, ¡cuán desamparados están! ¡cuánta necesidad de reconocimiento! El esnobismo de lo políticamente correcto en las redes sociales. La dictadura del YO en la comparación de sentirse mejor persona, evadiendo los temores de convertirse en la puta, en el ridículo e ignorante, y dando el confort de sentirse inteligente señalando en los anglicismos de la mofa. La iconografía como deidad ante la hambrienta necesidad de reconocimiento. La verdad y la sinceridad que se proclama en un inconsciente judeocristiano, es la gran artimaña de la época de la mentira y la ficción.

Granujas del mamertismo y la falta del sentido del humor, el complejo de defender una academia, que si fuese gratis, que si se lo dieran todo, sería igual: idiotas útiles. La academia no es el dios del conocimiento, solo aliena el conocimiento como aliena a los que la defienden, volviéndose vacas en campos de concentración comiendo absoluta mierda. Me cago en la metafísica oriental en medio de saltimbanquis juveniles y productos americanos. Vacas, que fueron elegidos para hablar mierda, ni sus mandíbulas les sirven para rumiar, abstraigan, abstraigan seres que se babosean diciendo: “Que somos una nueva generación que no come cuento”, claro, déjeme reírme vacas alineadas de la critica insulsa, vacas de la masa y vacas de la critica de la masa que son igual de patéticos, por eso vacas llenas de gula: sean las vacas que rumia y no la carnicería de la sociedad de la ficción. Nadie escucha, todos hablan, nadie procesa, por eso la sociedad de la ficción es una completa diarrea.



Felipe lópez

jueves, 15 de diciembre de 2011

Delirios

Esperar a una conversación
anhelada, pero sorpresiva,
Sea el Cosmos, sea el Universo
entero, sea lo invisible,
lo no visto e inexistente por lo tanto.

Venga el caos,
venga a nosotros el infierno,
el averno, la nada de la que nacimos,
sea blanca, negra, roja o profunda.

Doblen el Universo, quiebren los días,
las noches...
todo sea la noche, expresada en luces tenues,
para poder bailar al son del miedo general.

Desciendan los azules, los blancos,
los grises…
bajen y entreguen la verdad, la vida,
la muerte, el instinto, el fuego
a los ciegos y muertos.

Se abren los ojos,
la mayoría prefiere colgarse,
los otros rezan, el miedo fluye,
el telón sube, no hay nada,
no es nada; todo y nada,
lo más grande...

El hombre, su propia mascota,
desdichada, con fiebre a mas
de cuarenta; delirio imaginario:
Dios…

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Luzbella

Todo lo existente es un rayo refractado

de tu hermosa luz.

La creación es la infinita danza de

la extensión de tu cuerpo...

Eres la madre y el padre de la vida...

y tu fiel sirvienta la oscura y reptante muerte...

Es el amor el espejo que te une con la nada...

quietud...

ideas...

pensamiento...

Transformas en acto de rebelión

la esencia del caos...

ordenas las formas en armónica

coreografía de sensaciones...

instinto...

deseo...

sentimientos...

Cada mil años rasgaras los velos...

encenderás el fuego...

daras de comer la manzana del universo...

Lilith y Eva seran tus mensajeras...

jueves, 24 de noviembre de 2011

Sueños de verdad... Crónica de sueños

El entorno vacila y los viajantes se disponen a instalarse. La vista es impresionante, hay desde ojos negros y rasgados, hasta los zarcos y “monos”. La penumbra de llegada permite que todos los viajantes se instalen en el sutil lugar que más les plazca. Entre tanto hay un ambiente de calma, alegría, cansancio acompañado de la fatiga de largos viajes que cruzaron las caravanas por toda la tierra de nadie, en algún lugar de un gran país que respira entre sombras que succionan su energía vital. El sueño y la palabra por un mundo mejor, no dejan de replicarse entre las grandes y pequeñas voces que surcan los abrasantes cielos de Cali.

Las comarcas, las risas, las tristezas compartidas. Todo fluye en voces de palabreros y cuenteros de una realidad ficticia que se inventaron un día en un televisor. La lluvia, el viento, el frio, el agobiante sol no son excusa para una comunidad que busca la igualdad y la emancipación tanto deseada. Unas veces se transfigura la imagen de los tantos caminantes, que acompañan con sus pies descalzos, las risas, el llanto y la esperanza de un pequeño país mejor. Otras veces son los miles de tonos de piel los que se unen a las risas y cantos que agitan la memoria colectiva, incitándola a vibrar sin temor, sin miedo y más importante aún, llevando el fluir de vientos bonitos que provienen de labios de todo tipo, a los corazones y almas de cuanto curioso se aproxima.

La univalle es excitante… cuanto tipo de pinturas, murales, rayones y demás, dan vida a unos bloquecitos de concreto, pero no tendrían vida tampoco, si no hubieran esas masitas de carne quienes son los que respiran, mueren y reviven cuando no los olvidamos. Cada personita, caminante, niño, niña, indígena, afro descendiente, campesinos todos y seres humanos, tienen un compromiso real, una tarea que hacer y poco tiempo para entretenerse, sobre todo cuando lo que se quiere construir es una nación libre, una utopía real y palpable para los corazones soñadores. Pero cuando queda tiempo para la diversión o el descanso, se escuchan tambores que gritan, guitarras que explotan entre polvo de estrellas y cenizas de ciudad, voces que aclaman el llamado a los ancestros, sueños que no dejan de soñarse para hacerse realidad, flautas que atraen niños y los invitan a marchar, cuerdas e instrumentos rotos pero no muertos, corazones de madera que vuelan juntos como si fuese un huracán el que los mueve. También se escucha poesía, risas, llanto y alegría. Se escucha amor, perdón, ternura, se escuchan besos y miradas que se juran los amantes. Hay una energía que conecta a cuanto ser respira y los une entre esta pasión y fuego amorfo que llaman, según ellos y nosotros: Unidad.

En la mañana justo unos minutos al salir el sol e iluminar la llama de nuestra convicción, salen las pequeñas caravanas con todo tipo de comida encima de sus espaldas, otros comienzan a transformar la infinita culinaria en alimento para dioses, nada se desperdicia y todo ¡sabe a gloria! Chocolate, limonada, huevos fritos, masitas, carne asada, arroz, frijoles o judías, toneladas y toneladas de amor cosechado, alimentan desde las barrigas más pequeñas, hasta las más grandes y glotonas. Pronto hay un afán de correr a refrescarse, quitarse lagañas, mocos y demás partículas molestas para escrupulosos de la limpieza, pero no para caminantes con destreza de aguantar varios días sin ducha, entre ellos… yo. Todos se disponen a ir a caminar la palabra de nuevo, todos quieren llegar a tiempo a los espacios de debate y construcción de una nación rica en conciencia social y amor para los hombres tanto como respeto e incomparable valor hacia nuestra madre tierra.

La mañana pasa tan rápido como un parpadeo al despertar y otro al ir a dormir. Se aproxima silencioso desde donde proviene el furor de nuestra vida, el sol que trae consigo el calor sofocante luego de un día de lluvias. Todas las miradas demuestran una fuerte convicción y creencia en sí mismos y nosotros. Personas pasan como hormigas y pasan y pasan, todos de la mano, todos y cada uno pendientes del más grande al más chico. Es entendible que el infortunio es la fortuna de el azar, unos dicen que los pequeños caminantes no sobrevivieron al fuerte puño eléctrico de la naturaleza, otros dicen que los pequeños caminantes están bien (un rayo sorprende a dos niños) y claro está la confusión permanente que no es más que símbolo de preocupación por el verdadero valor de la vida.

Las horas se van y los días pasan. Las personitas y demás, hablan, discuten, se reúnen para compartir la palabra y hacer que ésta misma cobre vida como si fuera un dragón que se dispone a volar para atacar la injusticia, la desigualdad, los corazones negros y los señores reptilianos que no dejan de soñar en cagarse un pequeño país lleno de grandes esperanzas, esperanzas que aclaman ¡libertad y unidad!

Ya para el atardecer el sofocante calor se convierte en una pegajosa sensación para el cuerpo. De nuevo las pequeñas masitas de carne ya con su estomago lleno, se disponen a dejar de descansar y proseguir hasta el anochecer, caminando la palabra mientras otros la “ahúman”. Al principio del fin del ciclo de la luz del día, ya a lo lejos se comienza a sentir ese olor, ese aroma que se distingue cuando a lo lejos se ve fuego, humo y mucho sabor. Las estruendosas tamboras del pacifico atan al cuerpo a moverse hasta morir, morir mil veces en miradas embriagadas, risas, gritos y regaños a las dos y tres de la madrugada, “ya que todo el mundo debe irse a dormir”. Entonces cuarenta pares de pies se detienen y se marchan, dejando a la vista los borrachos en el suelo, los vasos y el licor que se encuentra ya en la sangre de más de trescientos pares de pies multicolor. Los borrachos son llevados entre tantos a sus ranchos, los que sobrevivieron a la mortal explosión de embriaguez, tendrán un largo camino que recorrer antes de poder ir a dormir. Pero ya llegada la noche oscura, trae consigo el silencio más ensordecedor de la noche. Quien sabe cuántas cigarras logran esa sincronía perfecta que expulsa la sinfonía de la madrugada, a lo que para el mundo de los seres humanos llaman otro día.

Pasados ya dos semanas en una mente y tres días en el “mundo real”. Las caravanas hablan de plenarias, mandatos, exigencias y relatos. Durante la última tarde de lo que significó el congreso de tierras, territorios, sueños y soberanías. Así pues otras caravanas de masitas de carne, comienzan a cargar costales y chécheres, a unas “escaleritas” que bien fieles son a la hora de transportar tres veces su peso. Las masitas de carne, sentimientos de realización, convicción y compromiso, comienzan a subir a las cajas metálicas de no sé cuantas llantas, dejando atrás lo que se entendió como un espacio de discusión transparente, que realmente puede inspirar certeza de su trabajo.

-Porque, Sí no demuestra suficiente convicción de compromiso, el hecho de que tantas personas vengan de la puta mierda, a dormir en el suelo y a pensar humanamente un país posible… Sí eso, no demuestra trabajo de vida para la vida, sí eso no demuestra que nuestros gobiernos son una mafia legal, y que el país está en manos de politiqueros podridos y podridas. Además de un montón de cerdos a quienes no les interesa más el derecho a la vida de una masita de carne, que un papel basado en una economía ¡FALOCRATICA! Sí toda esa música, esa energía pura y sincera, sí esas manos sucias, ojos cansados, ignorantes de la “tecnocracia”. No demuestran la belleza del ser humano y el compromiso que puede hacer posible un planeta para la armonía natural, el equilibrio dual, la sabia conciencia de la vida y el espíritu universal...

¿Qué objeto tiene seguir viviendo? – ¡montón de parásitos capitalistas!

Crónica sobre: Congreso nacional de tierras, territorios, sueños y soberanías.

martes, 15 de noviembre de 2011

Del hombre y otros animales

Señalándose… por millares de años, si se puede decir, el hombre se señala; sea para compararse, alegar algo, en pocas palabras para la simple excusa de un crecimiento “lineal”, se podría ver así desde una visión positivista. A veces, simplemente se hace el señalamiento por simplemente hacerlo, sirva o no para algo. Entonces agregamos a esta insignificante masa, un sin número de subgrupos: estos son amarillos, doctores, ladrones, o politólogos, y muchos otros más. Categorización de clases “necesaria” para el juzgamiento del individuo en masa. Entre estos más, entran los profesionales universitarios, sean de universidades públicas, o privadas, las cuales, estas últimas omitiré por lo inaportante que son en esta discusión.

Los que culminan sus estudios en universidades públicas están marcados, lo cual no importa. Lo importante es lo que recae en estos: - según pensamientos del común, cuando se hable de los estudiosos de las ciencias humanas (inexactas, llamadas generalmente; lo cual las hace más bonitas, superiormente poéticas) tienen una deuda con la humanidad, el pueblo, no sé… a la gente, por el hecho de recibir un estudio pagado con los impuestos de los mencionados anteriormente -. A estos (el común), deben saber que el que realiza tales estudios, los hace desde sí, para sí, sin deberle nada a un ente externo, sin devolver nada a nadie. En pocas palabras tal persona es desde ese punto superior a todo otro que lo rodea que no logro tal hazaña.

Una visión diferente rodea a este ente, que más allá de situarse en este mundo, lo observa, lo aprehende y aprende de este, siendo su crítica parcial y totalitaria, cambiante como toda verdad inexistente, basada en comportamientos infieles al hombre y al tiempo. Con todo el derecho toma la palabra y la exhibe en el mostrador al lado de la puta de babilonia y la razón. Su palabra no es como una verdad de tantas, sino la verdad, destructiva y venenosa en su efecto, y tronadora para dogma o visión errada de los caminos del espacio-tiempo del hombre y la razón.

Se pone en duda a sí mismo en su estado de Homosapiensapien. Por momentos su ser se vuelve líquido, otras veces gaseoso o sólido, dependiendo de la gravedad del bipolarismo en esta, causa-efecto de la sociedad misma y su reflejo de ser capaz de ser sí mismo, y otro, y otro… y otro más. Sus datos son tan importantes como la vida de las prostitutas en la antigüedad y el efecto sensual de estas en los hombres y su libido para la guerra y la discusión.

Su creencia se basa en el Lucifer de los Iluminatis y no en patrañas inverosímiles y sin sentido de pasión actual. La autocomplacencia y el ego están para superarse y el único regalo al exterior es su presencia y su estulticia. Su sorpresa se da más por el llamado del cosmos, que por la muerte de mil hombres; en tal caso sólo estaría allí para documentar los comportamientos de los ganadores y de los vencedores.

La belleza se hace infinita, a tal grado de encontrarse hasta en lo antiestético. Valor moral de cada cosa vista o no, pero impuesta por cada uno… todo es bello, hasta lo más horroroso…
Su reacción está sujeta no al impulso, sino al estudio preliminar. Documentaria el fin del mundo, lo observaría y viviría antes de huir despavorido sin dirección alguna.

Se ve observando, pero se encuentra en todo…

lunes, 7 de noviembre de 2011

Agenciamiento Espiral

Arde llama, quémame, devórame...cada significante una nueva carga, connotación quimérica de mi realidad, ígnea sombra que me deconstruye. No queda nada más de mí, solo la brisa del laberinto.

No lo encuentro, claro helicoidal, huella iterable de sueños profanados. Allí, donde anhelo desaparecer, al fin, sumergiéndome en el pasadizo cavernoso de tus piernas ancestrales. El camino sigue, descendente, a través de la espiral asteriana de centro finito, regular.

Podría girar una y otra vez, como un demente, pintando añil, las paredes sarracenas, cubiertas de aserrín. Así color podría darle, a este delirio obtuso, que a mi ser deja ambiguo, inconcluso. Pero el centro me interesa, a el ansioso llego, en busca de respuestas contundentes, que tengan un sabor agrio, de anhelos.

Yo te vi allí, sola, juguetona, coqueta, indefinible, un sol que se apaga en medio de la tempestad. Tu sonrisa ya no es aquel, dulce cáliz crepuscular, solo es el crescendo de mi reflejo, fragmentos de un mismo espejo, simple veleidad.

¡Ah triste agonía! ¡Devenir perpetuo! Ese día fuiste mi panacea, fuiste mi delirio, el polvo perdido, un anciano sirio. Iluminaste la sala, recinto marmoleo, donde se yuxtaponen Thanatos y Eros. Solo son condicionantes rizomaticos de tus labios indecisos, que se chocan y entrecruzan con mis pensamientos arbóreos.

Si lo sé, una terrible, pero mal articulada avenencia. Si supieras lo que me sorprende lo fácil que es hallar ese terrible punto sensible, que te sacude, que te fractura, que te transfigura en otro... en ese otro ser decadente, antítesis sonámbula de iris blancos.

Pero, ¿puedo evitarlo?, protervo es mi deseo, serpiente multicolor, que a tus pies de piedra, genera un temblor. Arrancar tu piel, acuchillar tus besos, que no quede nada, tan solo rojos cerezos. Los que macizos, suaves, cuelgan de tus corneas sibilas, edénicos manjares, suculentas pupilas.

Solo ello existirá, en el instante, en el momento. Todo lo demás separado por una pared oblicua, de un color bacterial, que tu alma corroe y evita. Un abismo infranqueable que tus sentidos y tu hybris exacerba. Allí, lo único, inmutable, será sudor, será cuerpo, será gloria, de tu pubis imperfecto.

Pronto me desvaneceré, despacio, tautológicamente, cada significante a mi asociado, juguetón desaparecerá. No puedo evitarlo, es control de la deidad falica, de aquella floja, ebria y perezosa, que al ajedrez con la magna parca juega en un altar.

No me queda más que seguir crepitando, ardiendo, hasta que solo queden cenizas y la última humareda de un imposible, de una verdad.

domingo, 30 de octubre de 2011

ALQUMIAS DEL TIEMPO (permuta- transmuta)

De lo sórdido que se torna en sublime desciendo, penetrando lo solido monótono e inconexo; observa este camino abrumador e inquietante siente el espíritu nocturno de intensas llamas, la experiencia y la desnudez horrorizan al espíritu; Oh dolor desastroso en las penumbras de las formas indefinidas, ausencia confusa entre sueños fatídicos en el alba, me arrastra el tiempo hacia un vacío purpureo escarlata, esa grávida figura que renace del estéril desierto quiere devorar mis entrañas, secarme, quiere darme sepultura...

¡Exprésate! Existencia, en tres palabras, confusión y disolución subjetiva.

El resto se debate en el triangulo del amor, la ilusión y la muerte. Cuando el paisaje es incoherente y hostil develando el futuro incierto quisiera acercarme al final a través del sueño con la esperanza de no despertar,¡ah dolor! ¡ah caravana torpe! Siempre despierto...

¡Levántate! se alza un sol extraño
Es el hogar, refugio, palacio e infierno, pozo donde mueren mis voluntades.
Es el mundo; amante, castigador y mártir camino donde no cabe mi cordura.
Océanos de vidas y visiones, formas imposibles que se buscan, anhelos enrarecidos
y prematuros que nacen y mueren pronto, es la vida, desfile extravagante, danza salvaje
sueño que arrastra y agota, luz y destino no buscados...

¡Estupideces!
Solo es la vieja mueca, la máscara del delirio, venenos de los tiempos sin DIOS levanto un responso al almizcle del tiempo a la confusión en el devenir, días de locura y olvido, días de nuevos caminos y pasadas nostalgias, letras sin pasado ni futuro, sin presente, líneas mutadas en alquimias indecisas; se petrifican los cantos, ríen lágrimas escondidas, danzan ensoñaciones, el súbito aullido opaca la sienes fértiles; que traigan una roca plana y extensa carente del aroma antiguo para incrustar mis sufrimientos, para cristalizar la viscosa herida, en el sueño confuso o la agitada pesadilla hilos invisibles tienen el poder de dar vida o muerte, delirio y placer, esta inocencia extraña guarda voluntades negras y caprichosas. Me tomas, me sueltas, me asciendes a la dicha, me escupes al elido abismo.

Donde se liban los corazones abiertos los cuerpos aun no conquistados, allí me esperas, en las deformidades temporales en las horas del embriagante dolor, allí me esperas, en la sabiduría insensible, en la gran danza salvaje ¡allí! me expías.

Alimenta con fuego el compas, a un canto y a un lamento, con profundidad, ríe encuentro, llora abandono, inflama los miles vientos, las miles formas y déjalas perecer en el prolongado sueño.

Aun veo el canto de los días endulzar las praderas, mientras me preparo para cabalgar el azote del trueno, el principio amancilla mundos, el aliento de los ancestros abriga las esperanzas, es tiempo de partir en olvido, la confusión nos ha encontrado.

El sonido vulgar, es la ciudad, son los fantasmas de las calles, las sombras morbosas, modernos palacios, fuentes para vagabundos, nuevos ríos surcando el metal del valle, intensas
siluetas someten especímenes, matan antiguos verbos, por el comercio vagan espectros diluidos
en los silencios de entrañas, las monótonas avenidas sepultan nobles sentimientos, aromas blancos.


¡De repente! el control de mi espíritu, voluntad, vuelas sobre las nubes en los cielos, voluptuosidad yaces en los rojos infiernos, mi sangre ha sido pisoteada en las playas del oro plástico, el amor escapa entre las fuentes silvestres y los enigmas forestales, ¡hay luna! ¡oh sol! Que danzan entrenzados en los divinos eclipses iluminen estos ojos que están firmes en el abismo; la iluminación, la revelación repentina, tengo sed de esa luz que se abre paso como fuego vital a través de las pupilas oscuras.

Como vuelven las odiosas imágenes a las calles como pálidos fantasmas estremeciendo horas inciertas, en la noche de rostros y colores, vuelven sensaciones, formas conmovidas tras el viaje, al fin me tumbo agotado en el pavimento esperando como una noble bestia tras los callejones y las fuentes.

La hora temida llega, los espirales trémulos, los reyes mágicos, las noches fúnebres.
Canticos de embriaguez, canticos de sabiduría y locura, canticos de soledad, como mueren los cantos tras tus besos, bajo la faz mecánica del progreso bajo estrellas sin cielo entre las multitudes inquietas.

Me tienes mundo, acá me tienes desnudo, traes libaciones lujuriosas, arrastras la musicalidad de cuerpos que se buscan unir, en el ritmo estrepitoso de voces sórdidas y tambores pintorescos me seduces, me observas, me llamas con tu sonrisa mortal.

Los senderos luminosos me expulsan hacia visiones sardónicas, ascienden de la tierra burlones y esbeltos cráneos de muecas fosforeras y tiesas, creo que es la muerte queriendo copular conmigo,
igual que siempre a venido sin ser advertida.

Tiempo atrás hubo un castigo una senda caótica y provocada, hubo una acción lejana, un rincón desolado y sin rumbo, vestía atavíos pretenciosos y salía a representar papeles en espejos multiformes, pero aun no recuerdo esa mirada, los ojos tras los cuales danza el demonio en las pupilas encendidas esa piel traía símbolos de exceso y virilidad, aun siento esa sed por las formas voluptuosas aun me asalta esa exquisita embriaguez.

Cuanto me arrastre nadando en el barro buscando gemas violáceas y afortunadas, expresando lo que tiene y lo que no tiene nombre, consumiendo las horas con las risas y las iras, y ahora permuto lo andado, permuto y transmuto el presente y el pasado, a lo que le doy y no le doy nombre...

En el regazo claro el placer esconde un alba hipnótica, mis cantos antiguos se pierden y mueren. Llegan a su encuentro ardides rojizas mezcladas con horas azuladas y culposas, el ocaso agotador siempre trae el deseo de un suave cuerpo, oh querida inocencia como atormentas el recuerdo y la melancolía, como lloras entre bosques incendiados, mis cantos antiguos se pierden y mueren.

Y la mirada que aun no recuerdo, los ojos tras los cuales danza el diablo en las pupilas, sobre la pieles encendidas, entre esas acciones perversas y aquellos pensamientos sombríos quisiera aniquilar el mecerse de los monstruos golosos de la ciencia y el hombre, alguna vez el progreso disipo mi vida en la inacción postrera, alguna vez fui un balcón triste.

Delirios, deleites, me derrama la noche en convulsiones esparcidas, espero el alba, el renacer del guerrero, se levanta un sol amoroso se expanden lagos celestes reflejando ondas intensas en nuestros cabellos, he dejado atrás el sillón anciano he cambiado mi expresión de agonía hacia la vida.

Libertad! Soltura del cuerpo e intensidad para el alma, la fatalidad se proyecta en los caminos desconocidos en las distancias y en las gentes que aun juzgan con sus acciones, los deseos alivian los pozos melancólicos, suaves contornos buscan capturar la eternidad entre redes rojizas, la expansión cobija la antigua tragedia al dios ensombrecido y caído.

Caen a la tierra lágrimas celestes y jinetes iluminados, ascienden de los pueblos miradas acuosas hombres en busca del gran sol, así mismo se cruzan montañas de metal y colmenas de concreto mezclando la esperanza y la locura, el paraíso con los valles de Caín.

Luces de neón encienden destellos nocturnos, abrazan testigos atormentados que oyen la estampida de la autodestrucción, afanes del progreso, glorias y miserias que se mezclan entre la vida y la muerte, que se agregan a esta extraña anatomía a estos ojos abiertos y extraviados en el horizonte artificial.

Corazón de sementó, ciudad de apetito violento que te alimentas de sangre y orgasmos vendidos
monstruo de mole y humo que engendras criaturas alentadas por el dinero y la carne, mascaras digitales, son las pantallas que aíslan, las cadenas televisivas esclavizando las mentes, el verdugo moderno.

Olvido de la magia y los corazones palpitantes, demencia y angustia, se palpa un infierno congelado, se palpa un abismo de fuego, se aviva el instinto el presentimiento de lo que aniquilará el progreso, las bocanadas de aire o de fuego permutan la pureza, oxigeno que transmuta volviéndose asfixiante, lava consumiendo al espíritu alegre, sueños que abandonan las almas culposas, las almas esclavas, ¡quiero negarme! ¡Quiero negarme! es el aire viciado de las calles, es el mundo electrónico con pantallas reproduciendo estrellas sin cielo, las estrellas sin cielo.

Que alguna mariposa devuelva color a los laberintos y aliviane el dolor, las montañas son los senos que contienen la vida más pura, el agua; sigo esperando la justicia natural la iluminación colectiva un canto que resucite la verdadera vida, cuando el progreso muera quiero montañas y ríos expansivos, los antiguos reinos en nuevos símbolos, quiero libar en profundidades arbóreas, cantar y danzar hasta que nuestros cuerpos sean uno, cuando todas las ceremonias sean una , cuando depuremos la quinta esencia abriremos los ojos y liberaremos al fin nuestro aliento.

viernes, 28 de octubre de 2011

Ópalos de fuego

Dos ópalos castaños
Tras un velo escarlata
No pasan los años
Tras mirada de plata

Mirada hipnotizadora
Capturadora de sentido
Vista provocadora
De amor empedernido

¿Qué deseas mi hechicera?
A tus órdenes estoy
¿Qué deseas primavera?
Por tus sueños voy

De edenes creadora
Fantasías inmutables
De magos seductora
Deseos inalienables

Mirada de ternura
A tus pies me derrito
Contemplación pura
A mis ojos invito

¡No se quita tu vista!
De mi ser desgraciado
¡No soy más que artista!
De tu ser agraciado

Ojos poderosos
Regalo de los dioses
Ojos vanidosos
Con sus propias voces

Asesinos del sentido
Detienen el acontecer
Controlan el destino
Ladrones de placer

¿Veré el brillo en tus pupilas?
Al compas de un amanecer
¿Veré tus corneas sibilas?
Antes de dormir al anochecer

Me seduces lentamente
Con tus ojos oscuros
Me ahogas suavemente
Con tus iris cianuros
Abro esas puertas
Hacia la oscuridad anhelada
Están bien abiertas
Hacia la estulticia añorada

De tus ópalos adicto soy
Soy sirviente de ellos
Por tus ojos de fuego voy
Amo aquellos destellos

¿Me miras amada mía?
Te traeré una estrella
¿Me observas hada mía?
Todo por mi doncella

miércoles, 26 de octubre de 2011

POETICA

La pureza
aquí y allá
el espacio
mi cuerpo

La sonrisa
en mi cadáver
así las llamas
o los gusanos.

La oración
busca
inmensidad
cómplice.

martes, 20 de septiembre de 2011

100 Mil Poetas Por el Cambio en Suba, Bogotá

Este día el Colectivo CAFÉ LITERARIO “SIN CENSURA” DE LA BIBLIOTECA PÚBLICA DE SUBA se une a este evento histórico en el mundo, en el Auditorio Biblioteca de Suba Carrera 92 No. 146C-24 desde las 6pm, este día tambien será el lanzamiento de Cuaderno de Poemas Número 2, Lanzado por el Colectivo “SIN CENSURA”


Revista Innombrable-Poesía, Arte y Cultura se Une a 100 Mil Poetas por el Cambio


Saludos Innombrables!!!


Los amigos del CAFÉ LITERARIO “SIN CENSURA” DE LA BIBLIOTECA PÚBLICA DE SUBA se unen a este evento histórico en el mundo, en el Auditorio Biblioteca de Suba Carrera 92 No. 146C-24 desde las 6pm, este día será el lanzamiento de Cuaderno de Poemas Número 2

A los compañeros de Buenos Aires, México y Pasto los invitamos a abrir espacios en sus comunidades para unirnos a 100 Mil Poetas por el Cambio y mostrar la propuesta de la Revista Innombrable.

Los esperamos.


Poetas se unen en todo el mundo para el evento verdaderamente histórico "100 Mil Poetas por el Cambio".


Poetas de 350 ciudades, representando 70 países están actualmente organizándose para la lectura de poesía más grande de la historia, con más de 400 eventos individuales que tendrán lugar de manera simultánea el 24de septiembre, para promover el cambio ambiental, social, y político.

Poetas, escritores, artistas, y crearán, actuarán, educarán y demostrarán en sus comunidades individuales, y decidirán su área específica de cambio, de paz y sustentabilidad, que en las palabras del fundador de este evento, Michael Rothenberg, “es una preocupación a nivel mundial y el principio que orienta para este evento global”.

Bob Holman y Margery Snyder, en un reciente artículo en About.com, resaltan, “la belleza del concepto de100 Mil Poetas por el Cambio es que es completamente descentralizado y completamente inclusivo”.

Los eventos varían desde una reunión de poesía y paz en Jalabad, Afganistán, una ciudad desgarrada por los conflictos, a poetas en Nogales, México y Nogales, Arizona, leyendo poemas unos a los otros a través del muro en la frontera.

Solamente en la ciudad de México hay 13 eventos, 24 en la India, y 7 en Nigeria. También se están organizando manifestaciones de poesía en sitios donde hay conflictos políticos como elCairo, Egipto, y Madison, Wisconsin. A lo largo del Río Platte, cerca de Omaha, Nebraska, los poetas se estarán manifestando en contra del Proyecto Keystone XL de la compañía TransCanada, para construir un ducto de arenas de alquitrán.

Pueden todos acceder fácilmente a más ejemplos de eventos en la página global delos 100 Mil Poetas por el Cambio: www.100TPC.org.

Todos los involucrados, a través de sus acciones y eventos, esperan tomar en sus manos y darle otra dirección al diálogo político y social actual, así como a la narrativa de la civilización hacia la paz y la sustentabilidad. Los coordinadores de cada ciudad y/o de su comunidad tienen una página individual para localizar su evento en el sitio de internet principal, donde publican material escrito, poesía, arte, fotos y video, para documentar este mega-evento a través de las fronteras nacionales.

Inmediatamente después del 24 de septiembre, toda la documentación que esté en el sitio 100TPC.org, será preservada por la Universidad de Stanford en California, que ha reconocido a 100 Mil Poetas por el Cambio como un evento histórico, la lectura de poesía más grande de la historia. Ellos archivarán todos los contenidos del sitio en la red 100TPC.org, como parte de su programa de archivo digital, LOCKSS.

Es fundador de 100TPC, Michael Rothenberg, es un poeta y cantautor ampliamente conocido, editor de la revista literaria electrónica Bigbridge.org, y activista ambiental, residente en el Norte de California.

Los esperamos.

lunes, 12 de septiembre de 2011

a 100 Mil Poetas por el Cambio se Une Revista Innombrable‏

Revista Innombrable-Poesía, Arte y Cultura se Une a 100 Mil Poetas por el Cambio


Saludos Innombrables!!!

Los amigos de la Corporación Cultural Sísifo nos invitan a participar en este evento histórico en el mundo, en Envigado en el café cultura la Venta de Dulcinea, con poesía, teatro y música.

A los compañeros de Bogotá, Buenos Aires, México y Pasto los invitamos a abrir espacios en sus comunidades para unirnos a 100 Mil Poetas por el Cambio y mostrar la propuesta de la Revista Innombrable.

Los esperamos.



Mayor información:

100 Mil Poetas por el Cambio Envigado Colombia


Lugar:
Café Cultura la Venta de Dulcinea

CALLE 35 SUR No. 43 - 36

Envigado, Colombia

24 de septiembre 7 pm


Poetas se unen en todo el mundo para el evento verdaderamente histórico "100 Mil Poetas por el Cambio".

Poetas de 350 ciudades, representando 70 países están actualmente organizándose para la lectura de poesía más grande de la historia, con más de 400 eventos individuales que tendrán lugar de manera simultánea el 24de septiembre, para promover el cambio ambiental, social, y político.


Poetas, escritores, artistas, y crearán, actuarán, educarán y demostrarán en sus comunidades individuales, y decidirán su área específica de cambio, de paz y sustentabilidad, que en las palabras del fundador de este evento, Michael Rothenberg, “es una preocupación a nivel mundial y el principio que orienta para este evento global”.


Bob Holman y Margery Snyder, en un reciente artículo en About.com, resaltan, “la belleza del concepto de100 Mil Poetas por el Cambio es que es completamente descentralizado y completamente inclusivo”.

Los eventos varían desde una reunión de poesía y paz en Jalabad, Afganistán, una ciudad desgarrada por los conflictos, a poetas en Nogales, México y Nogales, Arizona, leyendo poemas unos a los otros a través del muro en la frontera.

Solamente en la ciudad de México hay 13 eventos, 24 en la India, y 7 en Nigeria. También se están organizando manifestaciones de poesía en sitios donde hay conflictos políticos como elCairo, Egipto, y Madison, Wisconsin. A lo largo del Río Platte, cerca de Omaha, Nebraska, los poetas se estarán manifestando en contra del Proyecto Keystone XL de la compañía TransCanada, para construir un ducto de arenas de alquitrán.

Pueden todos acceder fácilmente a más ejemplos de eventos en la página global delos 100 Mil Poetas por el Cambio: www.100TPC.org.

Todos los involucrados, a través de sus acciones y eventos, esperan tomar en sus manos y darle otra dirección al diálogo político y social actual, así como a la narrativa de la civilización hacia la paz y la sustentabilidad. Los coordinadores de cada ciudad y/o de su comunidad tienen una página individual para localizar su evento en el sitio de internet principal, donde publican material escrito, poesía, arte, fotos y video, para documentar este mega-evento a través de las fronteras nacionales.


Inmediatamente después del 24 de septiembre, toda la documentación que esté en el sitio 100TPC.org, será preservada por la Universidad de Stanford en California, que ha reconocido a 100 Mil Poetas por el Cambio como un evento histórico, la lectura de poesía más grande de la historia. Ellos archivarán todos los contenidos del sitio en la red 100TPC.org, como parte de su programa de archivo digital, LOCKSS.
Es fundador de 100TPC, Michael Rothenberg, es un poeta y cantautor ampliamente conocido, editor de la revista literaria electrónica Bigbridge.org, y activista ambiental, residente en el Norte de California.


Los esperamos.






domingo, 28 de agosto de 2011

Olvido en Re menor


Nos sentamos a observar el tiempo, así sin más ni más… que contaminado y espantoso se vuelve este en el vacío instante de esta vida trágica. Unos alzan las manos y miran al cielo. Su espera llega en bocanadas de agua, truenos, ahogados, lodo, muerte.
Me observo sentado, mirando, mirando… Por momentos el tiempo pasa solo en tal acto. Invoco sueños, recuerdos. Pasan, bailan, me gritan en la cara. Los escupo, los despedazo… soy yo.
Decido hacer de maromero, me amarro un Salami y lo uso como corbata. Luego llego a una reunión de gentes extravagantes; me paseo tranquilamente por todo el salón, mientras galanteo petulante mi nuevo accesorio. Mujeres se babean al verlo, otras se mojan; uno que otro conde me mira y me hace ojitos. Sigo mi camino, encuentro una bella mujer, me dirijo hacia ella y la golpeo en la cara con mi gran Salami.
Se desbarata el cuadro, los ojos saltan, las comuniones se quiebran, los monjes mueren, y el papa se ahorca con la soga de su sotana. Dios festeja tal acto con Baco, Loki y Lucifer, mientras se celebra el baile de las mil putas.
Se despeja el cielo, brotando sangre a diestra y siniestra… pinta ésta todo lo visto alrededor, mientras los lugareños recogen lo que pueden en baldes, cocas y todo recipiente a mano… “es la sangre derramada por la madre tierra, está en celo y todos debemos joderla por el bien nuestro”, decía una persona para sus hijos, los cuales veían tal espectáculo por vez primera en sus vidas.
Los arboles se adornaban en rojo y verde; parecía una navidad, una navidad sangrienta. Los hombres bailaban entre la sangre, se bañaban en ella, felices. Recogían un poco y graciosamente se la tiraban entre ellos. Era momento de fiesta, de gozo ilimitado, donde todo era permitido: los golpes, las riñas, los insultos, todo hacía parte de este gran momento… unos hacían el amor entre la sangre. Era como si todos hubieran tomado éxtasis o una gran dosis de algo dulce y soñado, todos hipnotizados jugando entre si, en la sangre, sus cuerpos, los moretones; pérdida de la cordura cotidiana y entrada a la estulticia total y mundana, hija de la nada, del caos.
No era una fiesta con fines políticos, ni religiosos… era el momento donde todos volvían a la realidad instintiva, animal. Era una dionisiada, un bacanal en sus mil actos, era el día donde todo muere en su acto reciproco de creación de la madre tierra misma. Era un acto de olvido desde la primera gota de sangre, hasta el despertar; era un olvido total, un tiempo baldío en la estructura cotidiana que llamamos días, calendario y todas aquellas cosas que el hombre tiene para recordarse hombre.
Llovía sangre a cantaros, era un fin del mundo sin sentido, sin sentirlo. No había hombres, solo seres vívidos en su existencia. Estaban sujetos al éxtasis más incontrolable posible: tal conciencia de este momento solo devendría en la locura misma. Se olvidaba el yo y todo otro interior; se olvidaba la carne, el pensamiento y todo dios in-existente. No había nada, porque no hay hechos, ni momentos, ni espacio-tiempo… no había nombres en ese estado, tan perpetuo que ni la vida se llamaba.
Al día siguiente se despertaba sin recuerdo alguno. Volveremos a ser los extraños de siempre, los desconocidos del mundo. Así, simple y llanamente volveremos a ser los extranjeros diarios, los caminantes, los gitanos, trotamundos, cabalgantes que devenimos de un mono en hombre, solo porque a un depravado ser “superior” se le subió la sangre a la cabeza y se folló a un simio. Despertamos en nomadismo puro y necesario. Recordamos que la quietud es la némesis del hombre, de su curiosidad, de su inacabada mente.
Es silencio al despertar, se logra el objetivo ¿Cuál? El no saber que pasó, un día de infinita inconsciencia, bella desde su nacimiento hasta su despertar. Solo se escucha el sonido del filosofem… al fondo “Rungang um die transzendentale säuler der singularität”… Es momento de sentarse, observarse, lentamente y caminar a través de nosotros mismos. Es vérselas con la soledad desnudo, sin una manta, ni un taparrabos; ni Jesús se decidiría a un reencarnamiento, pues vería la soledad armada con millones de soldados y nuestro único batallón es intangible e incontable. Solo soy yo desnudo y desterritorializado de toda creencia, en pocas palabras descreído o incrédulo del poder “divino”. No podría hacer nada multiplicando panes, pescado o vino, aunque la última se hace tentadora. La soledad frente a nosotros ¿y nuestras armas. Para que armas. Pelear, luchar? Solo porqué hacerlo… doy la espalda y sigo mi camino entre notas tristes y acorraladoras de hombres viejos. La respuesta solo se resume en sentarse y contemplar el tiempo en habla, palabras, notas voces, pobres, días, amigos, gente y el regreso al yo nuevamente.

martes, 23 de agosto de 2011

jueves, 14 de julio de 2011

CONVOCATORIA 4° EDICIÓN


Saludos innombrables:

Quienes quieran participar del cuarto número de la REVISTA INNOMBRABLE pueden enviar: fotos, pinturas e ilustraciones que serán utilizadas para la portada de la revista o en sus interiores.

Para la portada tener en cuenta las propuestas de subtitulo, las cuales son:

-CAOSMOS
-EL PORTAL DE LOS MULTIVERSOS
Aunque SE ESPERAN MAS SUGERENCIAS.

En los escritos se reciben: poemas, cuentos, ensayos, textos dramatúrgicos y demás expresiones de arte y cultura que crean que pueden aparecer en la Innombrable.

En cuanto a poemas se reciben: un máximo de tres poemas cortos (hasta una página) o uno largo (hasta dos páginas); ningún poema debe ser de más de dos páginas.
Enviarlos en Word - Arial 12
Revisar muy bien la ortografía y puntuación antes de enviarlos pues con MALA ortografía NO saldrán sus escritos.

Pueden mandar sus trabajos al correo: lo-innombrable@hotmail.com​ con el asunto: 4 Edición

La fecha límite para enviar sus trabajos será hasta el domingo 31 de Julio

martes, 12 de julio de 2011

Nox Mater Caos (La Danza Universal)

"Antes que todas las cosas fue Caos"
-Hesíodo-


I

¡Danza el universo entero!
Luz pura, sarcasmo,
moviéndose al ritmo de mi eufórico canto.

¡Danza el universo entero!
El sueño y la muerte... hermanos,
pena y engaño del destino cruel.

¡Danza el universo entero!
En algún lugar al borde del cosmos.

¡Danza el universo entero!
Merodea el abismo del pozo sin fondo.


II

¡Danza el universo entero!
Condenado a la materia oscura,
amor - muerte por decreto suyo.

¡Danza el universo entero!
Neuma del aire, fuego,
quinto mundo, Éter, Cosmos...

¡Danza el universo entero!
Invoca la flor fundamental del Caos.

¡Danza el universo entero!
Totalmente sin carácter, ilimitado: el infinito.


III

¡Danza el universo entero!
Venganza, angustia,
discordia y ternura de su vejez.

¡Danza el universo entero!
La sentencia airada de la energía oscura,
ni la apelo, la resisto... no la huyo.

¡Danza el universo entero!
Azar indeterminado, aleatoria incertidumbre.

¡Danza el universo entero!
Habitualmente en el lugar de lo incomprensible.


IV

¡Danza el universo entero!
¿Dónde ira a parar el eco de este canto?



Imágenes: Radiografías Intervenidas.
México - 05/12/2011

martes, 5 de julio de 2011

Anauhiram



Dibujando entre ideas imprecisas
transfigurando el entorno y la “realidad”
riéndome de lo absurdo, creando mil y una personalidad
simpatizando con la demencia en el viaje emocional.
Veo tornarse todo más claro, agudizarse todo a tal punto
de sentir con más fuerza e intensidad.
Quieto, estático mi mente empieza a viajar
por innumerables estados, tiempos y lugares, el hechizo comienza ya
he entendido la palabra de la música
y he escuchado música en lo natural
he acompañado la luz a la oscuridad
y ver nacer del caos el equilibrio total
he visto el reflejo del asesino, el orgasmo de una diosa ancestral
el niño que no ha nacido y el vivo que pronto morirá.

sábado, 2 de julio de 2011

miércoles, 29 de junio de 2011

FIGURA DEL POETA MALDITO

La tranquilidad se sienta a tu lado
y la desechas
porque te enseñaron a buscar
el acontecimiento de las luces y los excesos.
¿De qué te sirve la penumbra si ostentas la soledad?
¿Para qué un nombre que nadie ha de pronunciar?

La felicidad, sí, la llamaste,
viene a sentarse sobre tus rodillas
y la ignoras
como otros injuriaron la belleza.
Necesitas la identidad del tormento
Embriagarte caerte negarte y sobre todo
menoscabarte.

El aplauso vendrá por tu poema, valdrá la pena
el hambre, la miseria, el hastío. Tal vez luego podrás
disfrutar de las ventajas de tu nombre.

Es otra mi poesía.
Anónima, se busca y me busca. Me cambia
y la cambio
por unas centésimas de tregua.

lunes, 27 de junio de 2011

Anamnesis



Allí está sentada la ramera, y mas allá la esposa, ¿a cuál te gustaría besar?
Aquí está tu nación, allí la de ellos, ¿Cuál preferirías destruir?

¿Y qué hacer cuando el carnicero y el sacerdote te guardan los mismos deseos?
Pues bien, virgen y meretriz, ambas sonríen ante tu presencia, tan noble y concupiscente sonrisa, emancipada de toda minucia humanada.

Como si tanta lascivia fuera menos sana o dadivosa que tanta virtud.

Y el vomito sale de la boca, pero alabado sea su paso por tu garganta, pues lo produce tu congénere, como si existir en la cloaca fuera tal cosa.

Allí sentada esta la ramera, más allá la esposa, ¿Cuál se parece más a tu madre?
Pues bien amigo inconformista, ¿qué de malo tiene este lugar?, como si hubiera mejores en forma alguna.

Aquí el ladrillo se adhiere tan bien al templo como al lupanar, ¿cuál de ellos valió realmente la pena construir?
Pues yo mi expectante compañero, no pensaría demasiado mi respuesta, aunque en ninguno de los dos soy bienvenido.

Allí está sentada la ramera, y mas allá la esposa, ¿a cuál te gustaría lamer?
Aquí estas tu, allí esta al que llamas hermano, ¿a cuál preferirías destripar?

viernes, 24 de junio de 2011

Zoon Poetikón II

II


“…las nubes agazapadas en las montañas
acurrucadas por ventarrones y brisas…”
Lucas Gutiérrez Montoya
http://elmartir.jimdo.com/




Ovejas saltando sobre los ranchitos
de palo y plástico, pino y flores,
Psilocybes zoopoetikones,
animalidad, movimiento…

canto de pájaro, música,
no poesía, sino vibración
de cuerdas en pico
¿animal poético?

Musa animada,
Verde ojiamarillo loro
atardecer naranja en sus alas
cósmicas plumas

gallinazo montañero
parapentista nato
ballet en el firmamento
danza a la carroña en Olimpo

Pepe hipopótamo
y el patrón,
El Loco y
el escorpión
lana gris con
Sol despidiéndose
vuelven las ovejas
arreboladas naranjas,
amarillas y rojas…

Ser natural, animal,
Zoológico de fungis y sativas
Refugio de fauna y de flora
en el papel y la voz



http://www.elvaciocomollenura.com/search/label/Lukas%20Guti%C3%A9rrez%20Montoya

jueves, 23 de junio de 2011

Habrá una vez

Discurso preparado para la ceremonia de premiación del concurso de cuento "Habrá una vez" del colegio Calasanz, en el que me desempeñé como jurado.

"Uno se mete a escribir porque lo dejaron solo y de algún modo tiene que huir de los fantasmas, porque una tarde de abril o de mayo o de junio vio como se esculpía una mujer diminuta en el dentífrico antes de lavarse los dientes, porque en este país escriben expresidentes y exsecuestrados y entonces por qué uno no, porque tiene como pasatiempo buscar formas en las nubes, porque alguna vez oyó en alguna parte que los escritores eran interesantes, porque cuando intentó boxear o bailar descubrió que no tenía la coordinación necesaria.

Uno se mete a escribir por miedo, por rabia, por obligación, y -a veces- hasta por gusto. Porque siente un nudo en la garganta y quiere deshacerlo en letras, porque la niña que le gusta dijo que le encantaba la poesía, porque esa niña es en realidad un niño y todavía usted no sabe como decirle a sus papás que es homosexual. Porque el profesor de cálculo anda jodiendo la vida con las inecuaciones y se niega a comprender que X es igual a la locura o a un perro.

Uno se mete a escribir porque sufre de insomnio y necesita una actividad para entretenerse en las noches que desgaste menos que la masturbación, porque descubre que escribir es mejor que masturbarse aunque canse más. Porque luego de terminar un cuento lo lee y no recuerda cuando fue que escribió tal o cual cosa, porque a veces no hay mejor confesor que un personaje dócil, porque a veces no hay mejor verdugo que un personaje rebelde.

Uno se mete a escribir porque tiene que decir la verdad a punta de mentiras, porque RCN dijo que los narcoterroristas de las FARC están eliminados, que el loco de Chávez lleva todas las de perder en una hipotética guerra, que las ONG hacen parte del bloque intelectual de la guerrilla, que la cosa política se mueve... y a vos, en el fondo, te importa un pepino lo que diga RCN.

Uno se mete a escribir porque lo tiene mamado la hipocresía de la iglesia católica y espera hacer un manifiesto similar al de los nadaistas para reiterarle a la Santa Madre de una buena vez que EL DIABLO NO EXISTE. Uno se mete a escribir porque quiere liberar demonios, desatarse en un placer tan íntimo, jugar a ser dios.

Uno se mete a escribir porque no entiende muy bien como es eso de que el colegio ahora está certificado en Piedad por el ISO. Uno se mete a escribir porque si no lo hace, el resto -las matemáticas, la geografía, la economía, la filosofía, la historia, la estadística, la física, la química, el sexo- no tendría mucho sentido.

Escribir es disparar contra el olvido. Con cada palabra se levantan los cimientos de un mundo, promesa de lo eterno, paraíso a nuestra medida. Cada cuento es para el lector un golpe en el estómago, una sonrisa en el rostro, una carcajada a las puertas de la boca, una lágrima solitaria que resbala. Pero para el escritor, para el escritor cada cuento es sangre y llanto, risa y pena, la dosis mínima de locura que no podrá vetar ningún proyecto de ley, el pedazo -a veces diminuto y por pequeño más valioso- en el que la libertad es un exceso permitido.

Y es que luego de superar la primera timidez con el papel, luego de ese acercamiento de amantes vírgenes que ocurre cada vez que se juntan dos silencios -el del escritor y el de la hoja en blanco-, luego de que los dedos empiezan a moverse y la fantasía teje en la imaginación una serie de casualidades, ahí, cuando quién escribe se entrega al cuento del mismo modo que si se entregara al amor, ahí ocurre.

¿Qué? Algo, no podría decirlo con certeza, algo ocurre cuando la creación extiende sus redes bajo los pies del creador, ese proceso de despersonalizarse, ese dejar de ser para convertirse en hacedor de seres, ese parir cristianamente con dolor o paganamente con gozo. Ahí algo ocurre, lo sabemos todos los que hemos perdido el control de un cuento, los que durante ese tiempo -largo o breve- que demora la escritura olvidamos nuestro nombre, nuestra edad, nuestro sexo, nuestra identidad cotidiana que se aleja tanto de la cotidianidad nueva, ajena, quizás descabellada, que se dibuja poco a poco, paso a paso, letra a letra, sobre la hoja.

En un mundo donde la guerra de Afganistan se cobra a diario al menos un muerto, donde el presidente de Corea del Norte necesita de ojivas nucleares para hacer valer su soberanía, donde América Latina fue condenada desde la caída del muro de Berlín a no escribir la historia, sino a padecerla. En un país donde se invierte en la guerra el seis por ciento del producto interno bruto y la educación -que es un derecho- se olvida olímpicamente, donde las cifras de desnutrición infantil se disparan cada trimestre, donde mata una mata en un caso macondiano de vegetación asesina. En una ciudad donde durante el mes de octubre hubo más de doscientos homicidios, donde las barreras sociales van desde toques de queda hasta mallas verdes para no ver el exterior, donde las flores sirven para adornar cementerios. En este escenario global, en este escenario local, se hacen más que nunca necesarios los cuentos, para poder creer que existe otra realidad posible.

Habrá una vez en que nada haya para ser dicho, en que el silencio se imponga no por censura sino por aburrimiento, en que la tranquilidad sosa remplace la duda arriesgada, en que todo ande tan bien, tan sobre ruedas, tan perfecto y con final feliz. Quizás en ese instante cesarían los deseos de escribir, pero aquí y ahora hay una vez, una y solo una, ésta y solo ésta.

Aquí y ahora se levantaran las letras para jurar planetas misteriosos, para rememorar el tacto del amigo y la piel de la amante, para jugar con los recuerdos en las fotos, para romperse en el boom de una batería y arrancar aplausos entre malabares y muertes. Aquí y ahora las palabras abrirán el portón a un pueblo de miedo, narrarán los sueños de un nombre compuesto, se figurarán parte de un libro y resolverán un final como un principio para continuar con la serpiente que se muerde la cola. Aquí y ahora hay una vez por cada cuento, y en cada cuento una esperanza avariciosa: que vengan más de donde vino ese.

Así las cosas, escribir es arriesgarse al sueño. Sí, es bien cierto que un cuento no va a cambiar el mundo, pero contarlo... contarlo va a evitar que el mundo nos cambie a nosotros."

Y lo que oía mientras escribía, "hasta siempre comandante"


domingo, 19 de junio de 2011

[Los carnívoros labios del viento...]

Los carnívoros labios del viento
Disuelven mi respiración,
Ya todo pereciere acaso
Si resquebrajado tacto ilusión.
Desgarra trémula carne
La pasión de muerte,
Rostro del amor.
Estrella alguna crepitando
Exhala moribunda luz,
Pálida textura
Que repele el inicio del Tiempo:
Raíz luciferiana,
Maledictina niña embrujada
Por su exangüe corazón.
Ella podría ver más allá de la incandescencia de sus palabras,
Quemándose para si en humo de invierno…
Fuego incinerado
La bruja disuelve nada,
Lagrima llora cielo
En el ocaso de la flama.
En esta hora
Del espíritu convocar balsámica muerte,
Las cenizas de bruja
Esparcirán mis palabras
Sobre el ojo celeste.
Que el viento en danza macabra
Lama las cenizas de la niña ensueño,
Coma de mi carne,
Extinga halito de alba
-suspiro ensangrentado-
Y así resquebrajado tacte ilusión
Si ocaso pereciere todo.


http://deliquiumlunae.blogspot.com/

sábado, 18 de junio de 2011

Cripta

Visiones de la tristeza vienen a mi mente
Y el tesoro del hechicero
Aúlla la soledad atrapado bajo la tierra,
Todo esta pintado de silencio
Por lo palacios de la amargura,
Por los asfixiantes muros de la carne,
De la vida, soy un eco que se quiebra
Entre la lluvia y la niebla.
¿Abrirse como la tierra?
¿Fornicar con las estrellas?
¡Seré el vacío!
Mi débil materia se desarma
Y el pasado es uno con el polvo de los tiempos,
De todos los tiempos.
Animas, lamentos,
Panteones arrebatan mi mirada
Y entonces una celda,
¿Quien yace? quien calla,
Quien dejó de pronunciar todas las palabras.
Un pecho vacío,
La oquedad llega
Y abre su boca hasta siempre
En un solo suspiro de agonía,
Un solo desvanecerse,
Ser lo inaudible perpetuándose
Junto a la humedad, al frío, a las piedras
Pues aun las tumbas pasan
En el viaje hacia la nada,
En este llanto silencioso
Que solo atestiguan los gusanos
Los suelos y los fantasmas...
Aún mi mente no se disipa en los planetas
¿Cual es la forma impostergable de la muerte?

lunes, 6 de junio de 2011

Simple

Tan simple como un beso
En la mañana, en la tarde,
En la noche o a las 12:30 AM

Tan simple que cierras los ojos
Y el mundo se voltea;
El cuerpo deja de ser;
Los labios se olvidan;
La oscuridad se olvida;
Los colores se inexplican;
Los gestos se transforman;
El yo es el vos;
El nos, es indistinguible;
El infinito se hace palpable;
Los dioses entendibles;
La existencia se olvida a sí misma;
Los olores hipnóticos;
El imposible transmuta;
El yo, el dios;
El dios es descreado;
Puedo tocarlo todo y darle
Nombre a cada cosa;
Mi sombra toma vida y me agita;
Mi vida toma mi sombra y le recuerda
Que soy su dueño;
Mi dueño hace un acuerdo y
Me deja en calidad de liberto;
La Libertad se muere por atraparme;
Mis pasos se hacen rápidos;
El espacio se hace lejano;
Mi voz muere en tu vos;
Tu voz tiembla al oír mi voz apagarse;
La muerte me ofrece su mano;
Yo desisto al sentir tu vos;
El silencio ensordece el apagado ser;
Los temores toman vida;
Las pesadillas de color amarillo;
Las prostitutas juegan a ser éticas;
La estética se afea;
El infierno retorna a su estado juvenil;
Los viejos apuestan carreras antes
Del amanecer;
La muerte hace de su juez;
Los jueces siguen igual;
Lo igual sale de si para saberse
Y cambiar;
El cambio se torna aburridor;
Los caminos regresan al principio;
El principio se piensa y se olvida
A sí mismo;
Sí mismo deja de ser uno;
La vida se arrulla en sangre;
La sangre se vuelve dulce;
Lo dulce deja de ser satisfacción;
La insatisfacción se vuelve hombre;
Los libertadores siguen su dictadura;
Los godos velan su moral;
Los comunistas su utopía;
La utopía se hace del dolor;
Tus ojos se cristalizan;
Los golpes toman voz propia
Y hacen huelga;
La huelga sé hecha por la triste
Incoherencia de sus significados;
El alcohol inunda la vida;
La esquizofrenia sale a danzar por las calles;
Las calles se deforman en baile;
Lo crudo vuelve a la vida;
El dolor suda en su alegre gozo;
Las risas toman el control;
La depresión inunda la risa;
Esta se vuelve nervios y se quiebra;
Gonzalo Arango no hizo nada;
La nada acaricia mi cuello;
Un beso deja de ser tiempo;
El Tiempo se riega;
Dalí se empelota grita y corre;
Mi epitafio corre por temor a represalias;
El edén se vuelve lágrimas;
El amor se suicida;
Los suicidas se cuelgan de alegría;
La alegría muere a carcajadas;
Encuentro un lobo y le hablo;
Lloro porque no me entiende;
Mi poesía se vuelve bonita;
Muere 3 segundos después;
Los orgasmos sangran;
El éxtasis es soportable;
Al hombre se le olvida su inacabamiento;
La lluvia ya no refleja tristeza;
La tristeza se disfraza de payaso;
Los payasos hablan en Re menor;
La música altera el tiempo;
El Tiempo se cansa de correr, se sirve
Un Vodka y aplaza su muerte;
Me vuelvo serpentoso;
Me ahogo en mi veneno;
No voy a mi entierro;
Prefiero irme a beber.
Fin del beso…

viernes, 3 de junio de 2011

Necrópolis

(De la aversión corriente)

Exacerbado en medio de la villa
Donde se arrastran largos gusanos
Emanan respiros atroces y tediosos
Energías tácitas y anémicas
Que hacen segregar la alteración

¡Ah!, ¡El Hastío!
Fruto de la mustia apatía
Desde ya, para siempre
Tú ya no eres más
¡Oh, materia viviente!

¡Muere!, “civilización”,
En el cementerio inmenso y frío
Sin horizonte
Rodeado de tu ambiguo espanto

Y sigiloso, pasivo, sin mirar, me asimilo,
Como nada tengo de emotivo
Y por ser mi desprecio completo
Del amontonamiento colectivo
Solo vivo

En todo tiempo, la Muerte te extraña
En tus convulsiones, risible Humanidad,
Y a menudo, como tú, almizclándose,
Zarandea su ironía a tus disparates

¡Muere!, “civilización”,
Adormecida en el fondo brumoso
Ignorada y olvidada sobre el mapa
Rodeada de tu ambiguo espanto

Las sombras aniquilan lo que apenas poseo
Y lo único que anhelo es hundirme en el caos,
La torva molestia se adueña, y solo deseo
Reposar en el vacío inmenso.

martes, 31 de mayo de 2011

Engranajes del caos parte I


El tiempo fue confuso y delirante; el espacio, indefinible, tanto o tal vez ninguno.

Sobre las rocas ardientes he escrito mis palabras y entre las ciénagas de los muertos han retumbado mis pasos, pero aquí, tarde ya, lugar de tan negras penurias, no hay roca que no se haga polvo, o fuego que por fatuo o genocida que no se abstenga airoso a transmitir mis fútiles palabras.

Cuando algún brusco dobles en los pabellones de la existencia haya secado estos pantanos y ya solo el oxido y la herrumbre me acompañen, mi ser adormitado no recordara a los viajeros, pues las apéndices dolientes y palpitantes en las que las luz refractada puede constituirse, no son lo que me ha traído, ni serán tampoco algo que aquí pueda mantenerme.

Y las estrellas brillaran...

Pero mis emblanquecidos ojos estarán ya muy lejanos a sus cuencas.

Y las fieras bramaran condolidas…

Mientras de cada orificio en mi cabeza mana la sangre a borbotones.

Pero tu Satán, tu el adversario, magno engranaje del caos perpetuo; nunca serás tan poco como un indómito calor en el corazón atribulado. Tu Satán, al hades la treta has plantado y sobre este mundo de humedades serás inclemente inundación.

Y a mi ser vendrá la musa, en fiebres y sueños, nebulosos y largos sueños, carne agrietada y mancillado espíritu. Ahora mas incompleto aun que al obtener estas pesadas cadenas, con la locura danzando y con la muerte bebiendo, mis huesos se han hecho agudos como edipicos alfileres. Y en esta abominable jerigonza, me dirijo hoy a los hombres:

La musa y la parca, tanto para decir me han dado; la fiebre y la hiel han hecho de mi verdad pendenciero veneno, Pero tu Satán, al haber perdido yo mi humanidad sanguinolenta, me has premiado con un trofeo de inigualable valía, siendo tu mismo la ineludible antagonía, irónica contrariedad de la farsa divina, has anclado mis anhelos al latido original. He visto por tu mano, que más allá de donde se guardan los frascos multicolor, más allá del espacio insondable por el que pululan las aves negras, todo es en el fondo uterina calidez. Burbujeante, hirviente y antiquísimo caldo de cultivo, mal errante en la creación, que se hace polvo y niebla, agua y magma, según lo deseen el caos y la madre del abismo.

Ilustración:
"Fisionomías del Caos I"
en http://caosprosaico.blogspot.com/