miércoles, 27 de abril de 2011

El Día en que Pensamos Tarde.

“un corto relato para un próximo difunto"

Buscando el momento, el perfecto momento;
deje pasar los días; los meses y, los años
las personas se fueron
mis amigos no volví a ver
mi familia poco a poco se fue reduciendo
los lugares que frecuentaba cerraron.

Seguía esperando; aún no era el momento
pronto llegaría estaba seguro de ello;
los libros que leí pasaron de moda
la música que escuchaba parecía haberse acabado
seguí esperando, faltaba poco para el momento
todavía tenía mucho para dar, aunque me sentía un poco cansado.

La ropa que vestía se tornó anticuada
empecé asistir a muchos funerales
la gente se aburría conmigo
me empezó a gustar mucho mirar por la ventana
sabia que en cualquier momento seria el momento, todavía no lo era.

Todo empezó a crecer, y tantas cosas nuevas salían.
Podía oler el momento, sí que estaba cerca, casi lo podía tocar.
Ya no caminaba tanto, me cansaba fácilmente
no veía bien, mi cara empezó a no ser muy familiar
todo parecía caerse, todo parecía cambiar
solo muy solo estaba y...........

Me prometí, no esperar más, saldría a buscar el momento,
pero ahora estoy un poco cansado y quiero descansar.
Mañana apenas me levante, todo cambiará.

Ahora escucho campanas, todos me hablan, me alzan en hombros y muchas flores me han traído.
Lástima que ya no pueda salir de esta estrecha caja en la que me han metido y solo quede para siempre el triste pensamiento de lo tarde que llegué a pensar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario