domingo, 15 de mayo de 2011

Mundana ebriedad

Se borra el pasado
en medio del éxtasis...
se agotan las llamas,
se extingue todo.

Se alucina un mundo alineal,
mientras se desbarata
un cuadro perfecto.

Un escalofrió recorre el cerebro,
ruborizándose y gritando
a discreción.

Despierta todo ser
que despavorido corre
y se esconde...

Se despierta la demencia
y toma camino hacia la nada.

Recorre un camino
que segundos después se olvida.

Al llegar halla al hombre
desnudo en posición fetal,
sollozando y temiendo
ser despertado.

1 comentario: