lunes, 6 de junio de 2011

Simple

Tan simple como un beso
En la mañana, en la tarde,
En la noche o a las 12:30 AM

Tan simple que cierras los ojos
Y el mundo se voltea;
El cuerpo deja de ser;
Los labios se olvidan;
La oscuridad se olvida;
Los colores se inexplican;
Los gestos se transforman;
El yo es el vos;
El nos, es indistinguible;
El infinito se hace palpable;
Los dioses entendibles;
La existencia se olvida a sí misma;
Los olores hipnóticos;
El imposible transmuta;
El yo, el dios;
El dios es descreado;
Puedo tocarlo todo y darle
Nombre a cada cosa;
Mi sombra toma vida y me agita;
Mi vida toma mi sombra y le recuerda
Que soy su dueño;
Mi dueño hace un acuerdo y
Me deja en calidad de liberto;
La Libertad se muere por atraparme;
Mis pasos se hacen rápidos;
El espacio se hace lejano;
Mi voz muere en tu vos;
Tu voz tiembla al oír mi voz apagarse;
La muerte me ofrece su mano;
Yo desisto al sentir tu vos;
El silencio ensordece el apagado ser;
Los temores toman vida;
Las pesadillas de color amarillo;
Las prostitutas juegan a ser éticas;
La estética se afea;
El infierno retorna a su estado juvenil;
Los viejos apuestan carreras antes
Del amanecer;
La muerte hace de su juez;
Los jueces siguen igual;
Lo igual sale de si para saberse
Y cambiar;
El cambio se torna aburridor;
Los caminos regresan al principio;
El principio se piensa y se olvida
A sí mismo;
Sí mismo deja de ser uno;
La vida se arrulla en sangre;
La sangre se vuelve dulce;
Lo dulce deja de ser satisfacción;
La insatisfacción se vuelve hombre;
Los libertadores siguen su dictadura;
Los godos velan su moral;
Los comunistas su utopía;
La utopía se hace del dolor;
Tus ojos se cristalizan;
Los golpes toman voz propia
Y hacen huelga;
La huelga sé hecha por la triste
Incoherencia de sus significados;
El alcohol inunda la vida;
La esquizofrenia sale a danzar por las calles;
Las calles se deforman en baile;
Lo crudo vuelve a la vida;
El dolor suda en su alegre gozo;
Las risas toman el control;
La depresión inunda la risa;
Esta se vuelve nervios y se quiebra;
Gonzalo Arango no hizo nada;
La nada acaricia mi cuello;
Un beso deja de ser tiempo;
El Tiempo se riega;
Dalí se empelota grita y corre;
Mi epitafio corre por temor a represalias;
El edén se vuelve lágrimas;
El amor se suicida;
Los suicidas se cuelgan de alegría;
La alegría muere a carcajadas;
Encuentro un lobo y le hablo;
Lloro porque no me entiende;
Mi poesía se vuelve bonita;
Muere 3 segundos después;
Los orgasmos sangran;
El éxtasis es soportable;
Al hombre se le olvida su inacabamiento;
La lluvia ya no refleja tristeza;
La tristeza se disfraza de payaso;
Los payasos hablan en Re menor;
La música altera el tiempo;
El Tiempo se cansa de correr, se sirve
Un Vodka y aplaza su muerte;
Me vuelvo serpentoso;
Me ahogo en mi veneno;
No voy a mi entierro;
Prefiero irme a beber.
Fin del beso…

1 comentario: