miércoles, 8 de mayo de 2013

Poesía cromática "El color, y su expresión simbólica" Parte I - Azul



Nunca el azul “…Si está deprimido, ponga un color amarillo
 y de repente usted será feliz.”
Philippe Starck.

Azul

Yo sé de tristezas y de lluvia en la ventana de los ojos.
Sé de noches en vela, de lágrimas, de dolores sobre las pupilas.
Yo sé de ti. Y también sé de amarguras.
Sé de la vida. 

Sé que sabes de azules destellos, de pirotecnia en el tejado roto.
Sabes de luces crepusculares cuando muere la tarde,
de cigarros que se desvanecen, mientras la vida, también lo hace.
Sé que sabes de Baco, del vino, del sápido licor que seca la lengua.
Tienes conocimiento del escape y capacidad de hundirte en el cielo, 
de nadar desnudo sobre un lago negro y frío. De olvidar y seguir. 

Aunque las alas estén rotas, sirven para volar, para escapar,
para coger impulso y lanzarse al vacío sin pensar qué nos recibe. 
Sirven para caer así sea en el fango y darnos cuenta que
todo lo que un día está arriba, la fuerza de la gravedad, lo hará caer. 
Pero caer también es ganar, también es triunfar. 

Sé que sabes de flores azules y negras. Sabes de realidad.
Pero, lo más maravilloso, sobre lo cual puedes saber, 
es de tu azul propio. Del color de ensueño y de magia. 
Del color del cielo, del mar, del alma. De la tristeza.

Sé que sabes de azules destellos, de lápices, de dibujos. 
Sabes de ti mismo. 
Así como yo sé de mí, también, se de ti. 
De tu nombre, tú, que te haces llamar, Azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario