martes, 1 de octubre de 2013

Elogio a los poetas mamertos (Primera parte)


Suena la marimba de los roñosos: Mao, Mao, Mao… el golpe, la reverberación de las tuberías, y el hoz sobre la sinapsis de las amebas.

El salón está listo, el lápiz está listo,  el discurso neo-culebrero está listo, los pañales están listos:

Primer punto: Mamertos y Mamertas de Colombia, nuestra poesía incendiaria no tiene ídolos,  ni Humpty dumpty, los Annunakis y la miseria perderá la dirección de nuestra filosofía.  Somos capuchos del verso y la rebelión autista. Nuestro terrorismo patético tiene la suavidad de lo rural, y como porcinos le haremos el amor a las hortalizas, hablaremos de identidad en las selvas con teorías francesas,  y en la barriada imitaremos al estilo de Bukowski.  Recitaremos la poesía de los indignados y los excluidos con nuestra lengua viperina con síndrome de Tourette. Porque nunca nos callará nadie, ni la mierda de unicornio.

Segundo punto: Poli mazorcas, poli prepucios, poli artrópodos, basta ya de los conclaves poéticos. Compañeros mamertos, vivimos un  momento  histórico de liberarnos del yugo de la poesía institucional y academicista.  Basta ya del coctel y el mutuo elogio. Basta de las dictaduras de los fachos poetas, nosotros haremos la revolución del vómito del gallinazo, pues los militantes de la mejor poesía de la ciudad, se tomarán las calles en la libre expresión de la imbecilidad:  a la carga, a la carga.

Suena la marimba del herpes: Mao, Mao, Mao…  la música del colectivo emborrach-arte,  la mutación de los espermatozoides: las criaturas del Averno.   

Silencio en Dubái: Poetas millonarios, somos los jóvenes poetastros, con ganas de ganarnos el premio nacional de apendicitis, la gente nos escuchará porque somos profetas: yo soy, sí, yo soy la verdad, nuestra secta se llamará: Somos jóvenes poetas. Nuestra misión de perros amputados, será el escándalo.

Silencio en Medellín: Alberto Aguirre sacó por tercera vez  de la cárcel a Gonzalo Arango. Aguirre como si fuera un visionario le dice: Vea Gonzalo, en el 2013 unos culicagados lo imitarán y vos te morirás de la risa en tu tumba. Sos un hijueputa,  influenciarás a un circo.

Silencio en Cali: El gago cinéfilo, el amigo de las  narices periqueras de Mayolo, sentirá nuestro poderío al son de Lluvia con Nieve, somos invencibles párvulos hedonistas, suicidas desempleados, hijos bobos de la maracachafa, bailamos y bailamos nuestro rito de la sobredosis, y claro,  los sub 20  tenemos un Caicedo en nuestro corazón.   

Suena la marimba y el rito de la poesía  Vogona,  el rumbo está en nuestras manos : Mao, Mao, Mao…

No hay comentarios:

Publicar un comentario