martes, 30 de abril de 2019

"No hay más tomates" poemas de Rosa Girasol (ilustración por Rosita Uribe)


Soy poeta nadaísta.
Les presento este libro de nada-poemas que ni tienen ni necesitan explicación.
Como yo.
Hablan del microcosmos que soy, son el espejo ahumado en que te busco y me busco.
La vida es una aventura. Ser es gozar en la dicha y el dolor, y mis poemas quieren compartir, a su manera, todo esto.
Rosita Uribe, con sus bellas ilustraciones, hace poemas en tinta y pincel.
Entre las dos hemos hecho este libro donde la imagen y la palabra van mano a mano, a tus manos.


Me miré al espejo
buscando compañía
pero la persona que ví
no tenía nada que decir 
tampoco


Si un día -
si de pronto -
si yo -
si tú -
si   un día -
si tú -
si yo -
pero…
… pero
si de pronto!


Radio Reloj da la hora
y luego ponen un disco
y da la hora otra vez
y ponen otro disco.
            Así pasar todo el día
            y la vida se va yendo
            entre una canción y otra.
y no nos dejan olvidar
que antes eran las 9:05
y ahora son las 9:10


El presente, siempre presente.
El pasado, lo que fué o pudo ser.
El futuro, un presente que aún no ha llegado.
            Todo cambia
            todo crece
            todo llega 
                         y se va.


La vida
no es
un chiste cruel.
Es 
un chiste
malo.


El humor siempre fue un arma
para poder sobrevivir.
Sería por eso
que reía
y jugaba con su propia sangre
el día que se mató?


Tu coges mi mano para no sentirte solo.
Me amas para alejar tu muerte.
Me miras a los ojos para verte reflejado.
Y me hablas para decir tus cosas.
            Yo no quiero que sea así.
            Cualquier mano, cualquier cuerpo
            te serviría igual.
            Y los espejos reflejan los rostros.
            Y las palabras mueren en el silencio.
Pero yo…
Yo cojo tu mano para alejar mi soledad.
Te amo para no sentir mi muerte.
Te miro a los ojos para verme reflejada.
Y te hablo para decir mis cosas.


El me dijo:
   Ven conmigo, niña,
ven.

            Y así empezó
            lo que tenía que ser
            lo que siempre ha sido
            y es.


El Dios que está en mí
quiere unirse al Dios que hay en tí
para amarse mientras nos amamos.
Y participar en nuestro amor humano
mientras nosotros
participamos
en el divino.


Una nadaísta
ama
sin fines de lucro.


La noche que cayó la luna
no la vimos nosotros.
Estábamos
todos
sentados en la sala
viendo televisión.


Cuando uno es joven y no conoce el dolor,
cree que el dolor no existe.
Cuando llega el dolor cree que existe
solamente para uno.
Cuando aprende verdaderamente a amar
ve que el dolor está en todas partes
aún donde creía encontrar la felicidad.
Aprende que el dolor
engendra el amor,
y que al amor
a veces
duele.


El me preguntó
por qué tenía yo
piel de piedra.
Le dije
que era
para protegerme
de los vendedores ambulantes
y demás propuestas interesantes.


El le dijo: Te llamaré pronto.
Y ella esperó
            esperó
                    esperó.



*Libro de poemas de Rosa Girasol llamado “No hay más tomates”. Ilustración hecha por Rosita Uribe 

*Rosa Girasol (1932 - 2010) Poeta, ceramista, profesora, madre, amante de la vida,  mujer hermosa, y poderosa.

Visita: http://www.elprofetagonzaloarango.com/Rosa_Girasol.html 


1 comentario:

  1. La poeta Rosa Girasol seguro sonríe al saber que su voz y energía vuelven a resonar en el ámbito cultural de las nuevas generaciones.
    Yo como su hijo también sornrío y agradesco.
    Michael

    ResponderEliminar